Hacer el bien nos hace bien

Quien hace el bien al prójimo también gana con la experiencia.

Además del bienestar proporcionado al otro, ser voluntario puede traer beneficios para quien se dispone a colaborar.
Desarrollar mejor algunas aptitudes y sentirse más realizado y satisfecho consigo mismo ,reducir los riesgos de depresión y la voluntad de contribuir para la transformación de la sociedad,son algunas de las ventajas que la actividad puede traer.

Un estudio publicado en el periódico BMC Public Health y produzido por la Universidad de Exeter, en el  Reino Unido, mostró que ser voluntário puede mejorar la salud mental y proporcionar una vida longeva. Después de analisar  las autoevaluaciones de los adeptos de la practica, los especialistas concluyeron que ellos tienen indices más bajos de depresion y niveles altos de satisfaccion personal y bienestar.

Psicóloga y profesora de la Universidad Federal de Grande Dorados (UFGD), Jacy Corrêa Curado explica que, a pesar de la ausencia de investigaciones que comprueben definitivamente los beneficios de ser voluntarios, son muchos los relatos de personas que superan el dolor físico o moral al  involucrarse en proyectos sociales.

El psicólogo Reginaldo do Carmo afirma que las tareas que canalizan la solidaridad y la bondad en relación al prójimo mejoran el  autoestima.